Análisis, Bolas

Análisis de la línea Tour Preferred Golf ball de TaylorMade

Dentro de la gama Tour Preferred nos encontramos con dos bolas la Tour Preferred y Tour Preferred X que fueron lanzadas el año pasado la marca alemana. Esta línea de producto está diseñada para jugadores del circuito profesional, es decir, está especialmente focalizada a jugadores con una calidad de juego alta, lo cual no impide que se ha jugado o pueda ser comprada por principiantes.

Podemos señalar que la pelota proporciona un más que óptimo balance entre tacto en el golpeo (sensación), sonido y rendimiento. Los dos modelos tienen unos resultados finales similares, sin embargo, el modelo Tour Preferred es para aquellos jugadores que buscan más spin (giro) con los hierros.

De acuerdo con la información proporcionada por TaylorMade, segunda marca más utilizada por los jugadores del PGA Tour, estas son algunas de las nuevas características:

  • REACT™ Core – Promueve la velocidad rápida con el driver y la sensación suave en toda la bolsa.
  • Spin Mantle™ Technology – Las capas interiores están diseñadas para aportar consistencia con el approach, permitiendo un mejor control de la bola.
  • New Soft Tech™ Cover – La nueva cubierta de la bola que es más suave proporciona mejoras en los alrededores del green con lo que respecta al control y al spin de la bola.
  • Seemless LDP® 322 Dimple Pattern – Con un patrón de  322 hoyuelos, esta mejora tecnológica hace que el vuelo de la bola salga más penetrante, lo cual hace que la bola haga más distancia cuando está en el aire. Este es unos de las características por las que más puede presumir la nueva bola.

Así que, algo positivo que podemos destacar de las Tour Preferred es la facilidad que nos da para poder hacer backspin con la bola y mejorar la adherencia en el green, superando de esta manera a su predecesora la Lethal. Además, la duración de la bola puede ser calificada como bueno, aunque no alcanza el nivel de la Pro V de Titleist.

El precio de las bolas ronda los 50-55€, es un precio que entra dentro de lo razonable, para una bola que presta un rendimiento del más alto nivel, pero tal vez por ese precio sería mejor mirar otro tipo de bolas dependiendo de lo que este buscando un jugador en un determinado momento.

Pero ¿cómo han llegado hasta aquí? Dean Snell, vicepresidente de I+D para bolas de golf, nos da la respuesta.

“La innovación en la bola de golf no se produce de la noche al día. Más bien es consecuencia de la conversación continuada con nuestros jugadores en el Tour”, dice Dean Snell, vicepresidente de I+D para bolas de golf. “Estas conversaciones han conducido a la introducción de tecnologías revolucionarias, como la aerodinámica de bajo rozamiento para una resistencia al viento definitiva, la construcción de cinco capas para un control superior con todo el set de palos, y ahora nuestra cubierta más blanda y más duradera”.

Send this to a friend