Campos, Destacado

Análisis de Meliá Villaitana Golf Club

El campo está ubicado en Benidorm (Alicante), uno de los centros turísticos más importantes o cuanto menos más visitado de toda España. Actualmente se encuentra gestionado por el prestigioso Grupo Meliá.

La localización es lo más destacado de este club alicantino que cuenta con un fácil acceso a sus instalaciones, ya sea desde la ciudad y la playa de Benidorm, como desde el parque temático de Terra Mítica, que se encuentra a escasa distancia. Siendo éste un buen lugar para completar viajes de negocio y ocio.

Otro punto que tiene a favor el club, que anteriormente era conocido como Real de Faula Golf Clubes su casa club contando que tiene unas modernas y plácidas instalaciones donde podrá disfrutar de un merecido descanso o simplemente tener un lugar donde relajarse y poder hablar tranquilamente.

villaitana.png

Villaitana cuenta con una decente cancha de prácticas para entrenar todos los aspectos de su juego, si bien es cierto que en la zona de approach hay un solo green para aprochar, hacer sacadas de bunker y patear. En el recinto podrán escoger entre dos recorridos: el Championship Golf Course (par 72) y el Executive Golf Course (par 62).

En el presente análisis vamos a examinar el Championship Golf Course, que cuenta con 18 hoyos y que no presenta grandes complicaciones, de hecho es un campo corto con calles ondulantes, 104 bunkers y que tiene magníficas vistas hacia la Gran Bahía de la Costa Blanca. Lo más complicado del recorrido son sus fluctuantes greenes, ahí es donde realmente se juega el resultado en este campo.

Si quiere tener la oportunidad de bajar de handicap, de jugar en un recorrido sin muchos aprietos o jugar una tarde de golf durante sus vacaciones este es su campo.

Los hoyos (análisis desde barras amarillas)

Hoyo 1:

Empezamos el recorrido jugando el hoyo más sencillo del campo, según indica el hándicap de juego del hoyo (hándicap 18). A parte de los nervios iniciales que puedan tener a la hora de pegar el primer golpe, no deberían de tener muchas complicaciones para sacar el par.

Si ustedes pegan más de 210 metros de vuelo con algún palo, es recomendable atacar el hoyo en el tee de salida por el bunker de calle de la izquierda, ya que lo sobrepasará sin problemas y se dejará un segundo golpe sencillo para atacar la bandera.

Para los que esto no sea posible, la mejor opción es pegar un golpe de salida posicionándose al bunker de la derecha de calle pero sin llegar a él, se encuentra a algo más de 200 metros. De esta manera, se les ensanchará la calle y al ser un hoyo corto (343 metros), seguirán teniendo un palo corto.

Hoyo 2:

Después de haber hecho par en el hoyo 1, o quien sabe birdie, pasamos al segundo hoyo. Cuenta con 325 metros, por lo tanto es un par 4 muy corto, lo que quiere decir que no hace falta que vayamos a lo loco y arriesguemos.

Hay distintas opciones de ataque nuevamente, si es pegador puede coger el driver y atacar por el bunker de calle de la derecha y pegarle con un ligero draw, quedándose un segundo golpe sencillo a menos de 100 metros. Y es que si usted es pegador, muchos obstáculos de arena de Villaitana dejan de entrar en juego, con la ventaja que ello conlleva.

Si en cambio usted es como la mayoría de los mortales, debería de apuntarse a la izquierda de calle cuando esté en el tee de salida y la ladera de la calle hará que la bola acabe en el centro de calle, teniendo un golpe franco a bandera de segundo golpe.

Hoyo 3:

Bueno hasta ahora no hemos de haber tenido muchos problemas. La tercera bandera es un bonito par 3 de 163 metros que está en bajada, es decir, ganarán algunos metros de pegada, tal vez sería una buena opción coger un palo o dos menos de los que normalmente pegaría.

Desde el tee de salida la mejor opción es pegar un golpe con fade apuntándose a la izquierda porque si nos apuntamos a la derecha tenemos el bunker y si fallamos el draw nos encontraremos en el bunker o peor todavía, en las matas.

Hoyo 4:

Tal vez el hoyo 3 se nos haya atragantado, pero no pasa nada esto es muy largo son 18 hoyos y más de cuatro horas de juego.

El cuarto hoyo es un par 5, hándicap 2, corto de 440 metros. Nuevamente lo ideal sería pegar un golpe al fade posicionándose por la izquierda y en caso de erros acabemos en la parte derecha del hoyo.

Si son pegadores se les puede quedar un golpe a menos de 100 metros de green de segundo golpe, convirtiéndose casi en un par 4. Eso sí no se apunten a la izquierda de calle, ya que le entrarán en un juego los bunkers de calle y se puede complicar la vida innecesariamente.

Si por el contrario no somos pegadores o no tenemos un buen día con el driver, no va haber ningún problema de que su bola finalice por la izquierda del hoyo, de hecho es lo que tienen que hacer porque de lo contrario pueden acabar en el bunker de la derecha de calle.

Una vez dicho esto, el green del hoyo 4 es un green grande de más de veinte metros de largo y es aquí donde está el meollo de la cuestión. Si la bandera se encuentra arriba tenga en cuenta que hay un piano en subida a unos 15 metros del green.

Hoyo 5:

¡¡Vamos!! El putt para birdie ha entrado y se ha resarcido del hoyo previo. Ahora relájese y baje sus pulsaciones que entramos a jugar el quinto hoyo del recorrido.

Otro par 4 corto, esta vez de 307 metros. En este caso solo sirve la opción de apuntarse recto de calle y esperar que la ejecución nos vaya en esa dirección. Una vez dicho esto posiblemente si acaba por la derecha de calle es mejor que en la izquierda por el bunker de la izquierda que tiene el green, de esta forma el green se les ensanchará.

Hoyo 6:

Casi que hacemos birdie, pero la diosa fortuna ha querido que la bola se nos saliese del hoyo en el último segundo debido a una injusta corbata en el último giro.

Sin embargo no tenemos tiempo para lamentaciones porque ya estamos en el tee de salida del hoyo 6, que es un par 4 de 357 metros, siendo uno de los más difíciles del campo.

Qué debemos hacer, apuntarnos a la izquierda y jugar con la ladera del hoyo que le hará que su bola vaya botando por la izquierda de calle y poco a poco bajando y bajando hasta acabar en el centro de calle.

Sintiéndolo mucho en este hoyo no cabe el fallo ni por la izquierda ni por la derecha. Tanto en un caso como en otro se metería en serios problemas, así que concéntrese y pegue un extraordinario golpe de salida y después ataque la bandera apoyándose por el borde izquierdo de green, ya que la inclinación de la calle le hará que la bola habrá de manera natural.

Hoyo 7:

¡¡Oh!! No ha podido ser hemos fallado por la izquierda y hemos tenido que dropar la bola porque se nos ha ido a un matojo con lo que nos ha caído la correspondiente penalidad y hemos salidos escaldados con un doble bogey.

Sin embargo, no podemos bajar los brazos y mucho menos ahora, porque nos enfrentamos a un difícil par 3 de 176, o cuanto menos un par 3 que le puede poner de los nervios porque enfrente tendrá un gran lago y haya a lo lejos un green.

Qué hacer, si estamos jugando bien elija el golpe a su libre albedrio, dependiendo de donde esté situada la bandera. Si en cambio estamos jugando mal o le pegamos poco o pegamos la bola baja, no lo duden apúntense a la derecha y aun tendrán la opción de salvar el hoyo, sin que prácticamente les entre en juego el lago.

Hoyo 8:

Gracias a un gran putt en el difícil green del hemos 7 salvado el putt y llegamos al hoyo 8 con las pilas recargadas.

El octavo hoyo es un par 5 de 496 metros, el más largo del recorrido. Aquí ya no va a ser tan fácil sacar un birdie, de hecho si les coge el viento en contra se les puede hacer muy largo el hoyo.

En el tee de salida hay que posicionarse en el bunker de la derecha al draw y acabarán en calle en una gran posición, después de segundo golpe, lo normal es que no pueda llegar a cazar el green y la opción más inteligente es aprovechar que la calle se ensancha por la derecha y nos apuntemos ahí. Para después tener un tercer golpe sencillo a bandera.

Hoyo 9:

Llegamos al hoyo 9, ya estamos rozando el meridiano de la jornada. Este hoyo es un par 4 sencillo de 344 metros. No tiene dificultad, el lago que tendrán enfrente de sus ojos no entra en juego así que ni piensen en él y, simplemente, péguenle un gran driver a centro de calle.

Lo ideal sería que su salida acabase en la parte izquierda de la calle, en ese momento deberá de intentar atacar bandera, ya que este es uno de esos hoyos en los que el campo te permite ganarle y recortarle algún golpe.

Hoyo 10:

Tras haber hecho birdie en el hoyo 9 y haber parado en la casa club para comprar alguna bebida isotónica o un bocadillo, llegamos al hoyo 10 del campo.

Si el hoyo 1 era el más fácil del campo, el hoyo 10 es el más difícil, ya que es el hándicap 1 del campo. Sin lugar a dudas este hoyo es para apoyarse constantemente en el lado derecho, ya que si no se puede ir al agua, y, no, no queremos eso.

Si se apoya por el lado derecho del green cuando esté ejecutando el segundo golpe, evitará el lago y con la inclinación de derecha a izquierda que tiene el hoyo su bola acabará en el green o al lado de él.

Sin embargo, si en algún momento tiene un golpe del que no se ve seguro, no se arriesgue. El hoyo 10 no es el hoyo para ello, ya que puede perder más que ganar.

Hoyo 11:

Undécimo hoyo, hemos salvado un gran par en el frenético décimo hoyo. Bien es la hora de aprovechar el par 5 de 446 metros en el que estamos. Si el hoyo anterior no era hoyo de hacer grandes elucubraciones.

Ahora ha llegado el momento de subir el pistón y de atacar para aprovechar este sencillo hoyo, eso sí, mientras se apoye por la izquierda. De lo contrario, podemos acabar en el fuera límites y convertir un hoyo de recuperación en un quebradero de cabeza.

Hoyo 12:

Hemos aprovechado el par 5 y nos hemos hecho birdie. Así pues, llegamos al par 3 de 163 metros. Éste guarda bastantes similitudes con el hoyo 3 del recorrido. Nuevamente se tendrán que apoyar por la izquierda de green y pegar un palo o dos menos, siempre teniendo el viento claro está.

Hoyo 13:

Ha hecho dos putts sin problemas y ha hecho par en el hoyo 12. Llegamos al hoyo 13 o como diría el gran Ángel Nieto, 12+1. Es un par 4 de 304 metros, hoyo corto otra vez, sin embargo, no es tan sencillo como a primera vista puede parecer al ver los metros, ya que en todo momento por la derecha desde el tee hasta el green tenemos un lago.

Por lo tanto, apúntese por la izquierda, cuánto, eso ya depende cuanta distancia hagan y de esa manera podrán ir ajustando. De hecho, puede suceder que haya algún aventajado que con viento a favor pueda tirar a green de un golpe, eso sí habrán muy pocos de esos.

En cuanto al segundo golpe es aconsejable que no fallan en el bunker del fondo de green, ya que se les quedará una sacada de bunker compleja.

Hoyo 14:

Hoyo 13 superado y llegamos al corto par 3 de 102 metros, si es que la bandera está a mitad de green, porque sino estaremos enfrente de un par de menos de 100 metros. Es decir, estamos ante otro hoyo en el que hay que recortar al campo.

Sin embargo, escojan muy bien palo porque de lo contrario se les puede quedar un putt muy largo y complicado con lo cual podrían salir con un tripateo doloroso. Es decir, la clave de este hoyo es la elección de palo.

Hoyo 15:

En el hoyo anterior hemos tenido mala pata, ya que una ráfaga de viento ha aparecido y nos hemos dejado un putt complicado, saliendo con tres putts.

Pero a falta de cuatro hoyos de acabar la ronda no es el momento de bajar los brazos. Enfrente tenemos un par 4 de 323 metros, donde nos debemos apoyar por la derecha de la calle, a partir de ahí, tendremos un hoyo asequible.

Hoyo 16:

Hacemos el par en el quinceavo hoyo, nos quedan tres hoyos para concluir el día e irnos al restaurante a tomar unas copas con los amigos.

El hoyo 16 es un par 5 de 473 metros en el que desde el tee de salida hay que apuntarse a la izquierda de calle para evitarse obstáculos y dejarse un segundo golpe en el cual lo mejor sería dejarse un golpe a unos 100 metros de bandera, y es que no hace falta apretar la maquinaria.

A partir de ahí tendrán un green en subida que no presenta grandes complicaciones para el jugador.

Hoyo 17:

Penúltimo hoyo, par 4 de 309 metros con un bunker en medio de calle que entra en juego para la mayoría de los amateurs, lo que hace que sea un hoyo con cierto embrollo para el jugador.

Si es un jugador que la pega largo no debe de tener problemas de hacer el par.

Hoyo 18:

Ya solamente nos queda por afrontar el último hoyo, nuestras fuerzas están ya bajas y los nervios a flor de piel, pero debemos de hacer el último esfuerzo, antes de tener nuestro merecido descanso.

El último hoyo es un hermoso par 4 de 345 metros que tiene un lago al principio del hoyo y que tan solo afecta psicológicamente al jugador, ya que se pasa sin problemas. Aquí el golpe ideal es un tiro al draw apoyándose en el bunker de la derecha, en el segundo golpe si no nos queremos arriesgar la mejor elección es apoyarse por la izquierda de green y hacer que no entren en juego los bunkers de la izquierda de green.

 

Send this to a friend