Campos, Destacado

Análisis del Real Club de Golf El Prat

En España tenemos la fortuna de tener al alcance de nuestra mano más de 350 campos repartidos a lo largo y ancho de toda nuestra geografía. Contando cada uno de ellos con sus peculiaridades propias y si tomamos como ciertas las palabras de Greg Norman, diseñador del campo, de que la felicidad consiste en un largo paseo con el putt en la mano, tenemos felicidad para rato.

Y felicidad es lo que sentimos al tener el privilegio de poder disfrutar y descubriros uno de los mejores campos de España, el Real Club de Golf El Prat. Desde el primer momento que entras en las instalaciones de este club catalán, situado a tan solo 25 minutos de Barcelona y a 40 minutos de su aeropuerto, uno se da cuenta de que se encuentra en un lugar especial.

En definitiva, se respira historia, a pesar de que la Casa Club sea un edificio de lo más vanguardista, el arquitecto Carles Ferrater ha sabido crear una sinergia que ha producido grandes resultados. Y es que los más de 100 años de historia, iniciados en 1912 gracias al Conde Churruca, nos enseñan a apreciar que significa estar en un enclave que ha acogido más de 250 campeonatos nacionales e internacionales, el último de ellos el Open de España 2015.

Interior de la Casa Club

Las instalaciones

Y todo esto se ha conseguido al cuidar hasta el más mínimo detalle todos los aspectos del club, desde su servicio de restauración, piscina o pádel, hasta llegar al campo de golf. Algo que no sería posible sin el inestimable trabajo y dedicación de los empleados, que les cuidarán de tal forma que se sentirán como si estuvieran en casa y en un ambiente familiar.

Por lo que respecta a la zona de prácticas, encontrarán una cancha de prácticas donde podrán ejecutar golpes de lo más variado en césped natural, al igual que sucede en la zona de approach, pudiendo así prepararse a la perfección a la hora de afrontar el difícil desafío que es el jugar en el campo. Tampoco podemos dejar de hablar del putting green que se encuentra en magníficas condiciones y con mucho movimiento.

Pero todo este análisis no tendría sentido sino hablásemos de lo que nos ha traído hasta aquí, que no es otra cosa que hablar del campo de golf. Ahí, al pisar y oler la hierba, es donde los golfistas disfrutamos con lo que más nos gusta, golpear a una pequeña pelota blanca y en El Prat les garantizamos que lo harán.

Aficionados viendo el Open de España

Eso sí, antes de arrancar a hablar acerca del recorrido Open hemos de señalar el emplazamiento seleccionado para situar las 210 hectáreas que componen el complejo, que no es otro que el marco incomparable del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac. En él se encontrarán en un entorno natural, sin edificaciones y alejado del estrés diario. Mencionábamos que nos disponíamos a desgranar el recorrido Open, ya que el club barcelonés, localizado en Terrassa, cuenta con 45 hoyos. Éstos se pueden descomponer en 5 recorridos de 9 hoyos, que a su vez dan hasta una posible combinación de 9 recorridos distintos con 7 tees de salida, adaptándose a los diferentes niveles de juego.

El campo

Con todo, le vamos a hablar del recorrido de las grandes ocasiones, el mismo (recorrido Open) que albergó recientemente el Open de España en 2011 y 2015, uno de los diez Opens de España que ha acogido el club de Pablo Larrazábal, ganador de cuatro torneos del circuito europeo, el conocido como recorrido Open. Esta vuelta cuenta con los recorridos Abajo y Arriba, los cuales se vieron mermados en el número de su flora debido a una tormenta de viento acaecida en la zona en diciembre de 2014. Sin embargo, la organización del club supo darle la vuelta a la situación para mantener sus estándares de calidad.

Pues bien lo primero que se nos viene a la cabeza cuando hemos acabado de jugar los 18 hoyos es que parece que entre una vuelta y otra hemos jugado en dos campos diferentes. Eso es así porque el recorrido Abajo cuenta con unos hoyos en el que prácticamente no nos encontramos con árboles, a excepción del hoyo 7, en el que por momentos parece que estemos en uno de los hoyos del Amen Corner de Augusta National, y el hoyo 9. Con todo el campo se defiende a la perfección gracias a sus numerosos bunkers, que le harán pensarse más de una vez cuál es la estrategia adecuada para afrontar el hoyo, y a sus greens, que cuando están en pleno rendimiento son de lo más movidos.

Por el contrario la segunda vuelta, Arriba, es para nosotros y para la mayoría de miembros del club, el recorrido más bonito de los dos. Y es que Greg Norman hizo en estos nueve hoyos una de sus grandes obras maestras, en una vuelta donde los árboles están mucho más presentes, pareciendo por momentos que estemos perdidos en medio de la naturaleza. Al igual que hemos hecho en el anterior párrafo nos gustaría destacar los hoyos 12, 14 y 15 de la vuelta.

Si bien es cierto que el hoyo 12 es un par 4 corto en el que no cuenta con árboles, esto no ha sido óbice para que nos situemos en un hoyo de extraordinaria belleza gracias a sus más de diez bunkers, que harán sentirle como si estuviera jugando en todo un British Open. Por lo que respecta a los hoyos 14 y 15, son dos pares 4 cortos, los más pegadores en el hoyo 15 pueden llegar de uno, pero de estos dos hoyos destacan su belleza.

Conclusiones

En definitiva jugar en el Real Club de Golf El Prat es una gran oportunidad que tienen ante sí, donde podrán combinar una agradable jornada de golf y una visita por la cosmopolita ciudad de Barcelona. Para finalizar reseñar que el campo recibirá este mes de noviembre la Asamblea de la EGA, European Golf Association, y el Campeonato de España Absoluto 2017.

Send this to a friend