Campos

Análisis del Real Golf de Pedreña

Analizamos al detalle el campo que vio crecer a Seve Ballesteros.

Campo fundado en 1928, el cual ha visto crecer a decenas de jugadores profesionales desde que su construcción hace ya 88 años, pero sin duda uno de ellos, el cual conocemos todos es Severiano Ballesteros, sin olvidarnos tampoco de Ramón Sota o de familias como Bedia, Carriles, Cayarga, Roqueñi, Rozadilla o Sierra, todos estos nombres surgieron del campo que analizamos hoy, el Real Golf de Pedreña, del que Seve desde sus inicios como caddy de niño, al lado de su casa, hasta llegar a todas sus victorias profesionales, siempre se sintió muy orgulloso de su club, al igual que realizó otras muchas acciones u obras para mejorar sus instalaciones. Además, de la película que se realizó tras su muerte, la cual existen escenas grabadas en dicho recorrido.

Pedreña fue diseñada por el prestigioso arquitecto Harry Colt, el cual ha diseñado y construido más de 110 campos de golf en todo el mundo, y entre ellos se encuentran joyas como Wentworth Golf o rediseños de Muirfield, Royal Liverpool o Hoylake. A parte, se asoció con Alister MacKenzie para la construcción de Augusta National. En nuestro país diseño también el campo barcelonés de Club de Golf Sant Cugat.

Los alrededores del campo están plagados de vegetación y se sitúa enfrente de la bahía de Santander, a seis kilómetros del pueblo de Pedreña, a escasos metros del Mar Cantábrico. Además este club de golf se encuentra tan solo a 16 kilómetros del Aeropuerto Seve Ballesteros-Santander y a algo menos de 20 kilómetros de la capital cántabra.

Instalaciones

Sus instalaciones cuentan con el recorrido original de 18 hoyos, el campo nuevo de 9 hoyos, otro campo de pares 3, zona para practicar todo tipo de golpes, casaclub con salón, vestuarios y restaurante de estilo clásico pero precioso, y finalmente un recinto destinado para los más pequeños, que cuenta con piscina, área de juegos (futbolín, columpios, toboganes, etc), vestuarios y un pequeño bar. A continuación pasaremos a detallar algunas de estas instalaciones, pero antes vean este vídeo del club visto desde el aire.

Zona de prácticas

Su zona para practicar tiene dos partes, una de ellas está bajo del clubhouse, en la que encontraremos el campo de prácticas, donde entrenar tanto en hierba, como en esterilla bajo techo y también abajo habrá, frente al aparcamiento un green de prácticas con un bunker, para ejecutar allí el juego corto. Luego, la otra zona, que está delante de la casaclub y el cuarto de palos, hay una pequeña zona de approach y el putting green oficial, con multitud de caídas y desniveles.

Campo original

El recorrido tiene diferente matices y todos ellos rozan la perfección y créanme que no lo digo por quedar bien. Empezaremos diciendo que no es un campo demasiado largo, par 70 de 5.465 metros de amarillas y 4.645 metros de rojas. Esto hace que el campo no resulte demasiado complicado por su longitud, aunque el diseño, el cual es realmente bueno, sus calles estrechas y sus movidos greens, los que fueron reformados a finales de 2009, añaden una importante dificultad al campo, tanto para jugadores de niveles avanzados, medios o novatos, haciendo además que necesites una estrategia clara para jugar cada golpe.

El campo es de los considerados técnicos, osea, con calles estrechas, donde será mejor frecuentar la calle, ya que fuera de ellas encontramos arboledas centenarias o arbustos que imposibilitan encontrar nuestras bolas. Pero, como decíamos antes, que debemos pensar cada golpe, sobre todo desde el tee de salida, ya que existen multitud de bunkers o obstáculos que nos harán dudar de que palo escoger desde el tee. A parte, la topografía del campo podríamos decir que es movida, teniendo pendientes y cuestas importantes, por lo que será interesante alquilar buggy si van a jugar personas mayores que no tengan una buena forma física.

Y no podríamos terminar sin hablar de sus formidables greens, los que suelen tener un estado magnifico, que unido a sus caídas, nos obligarán a ir con cuidado cada vez que nos enfrentemos a ellos, a parte, que no solo tendremos que pensar cuando estemos ya en los green, también deberemos pensar, y bien, en donde queremos posicionar la bola en el green desde la calle, para evitar enfrentarnos a un putt con una caída exagerada o imposible, que las existen en Pedreña, y con mucha frecuencia . Destacar los greens del 2, 3, 4, 7 y 15, en los que habrá que conocer bien los lugares del green o sus alrededores, donde no podremos ir.

Campo nuevo

Este recorrido cuenta con nueve hoyos, de los cuales sus primeros siete hoyos se sitúan siguiendo la ladera a lo largo de la ría Cubas y los últimos dos agujeros están metidos de lleno en un frondoso bosque típico del norte de la península. Este campo fue diseñado por Seve Ballesteros e inaugurado en el año 1992 por José Ramón de la Sierra, presidente del club por aquel entonces.

Conclusión

Entonces, si están mirando de escaparse un fin de semana para conocer algún campo de golf y hacer algo de turismo por la zona, el Real Club de Pedreña es una opción muy interesante, no solo por su gran diseño y estado del campo, el cual no le puede envidiar nada a algunos de los mejores campos de España, sino que además podrán visitar los pueblos cercanos al campo, ir a la playa, comer en restaurantes pegados al mar o a la montaña, o también visitar Santander, todo esto siempre, con una rica vegetación, como ya hemos dicho antes, por toda la zona.

 

Send this to a friend