Bolas, Destacado

Análisis de la Bridgestone B-330s

Hoy, como todas las semanas toca análisis y hemos decidido realizarlo sobre uno de los modelos de pelota de golf más vendidas por la marca Bridgestone, concretamnte hablaremos de la Bridgestone B-330s. Pero, antes de meternos en materia decir que esta bola es con la que jugará a partir de ahora Tiger Woods, ya que firmó con dicha marca un contrato hace tres semanas, escasas, por lo que algo tendrá para que el californiano haya decidido jugar dicha bola.

Tiger Woods firma con marca de bolas

Lo primero que salta a la vista cuando observamos esta bola, es que va encaminada para jugadores algo avanzados, ya que la propia firma declara que esta pelota es optima para jugadores que tengan una velocidad de swing con el drive por encima de las 105 millas/hora (168km/hora), lo que viene siendo el 25% de golfistas en el mundo, los que sobre pasan esta barrera.

Luego cuenta con el llamado “TOURcore” (interior de la bola), tecnología patentada por la propia marca Bridgestone, la cual está diseñada para que con los palos largos genere menos efecto hacia atrás, lo que supone una mayor distancia con los mismos. La firma nipona no se olvidó tampoco de la cubierta, diseñada y patentada por Bridgestone, la SlipRes, que provoca más control y frenado cuando contacta con el green. Y la combinación de estas dos tecnologías hacen que el núcleo de la B-330s sea más suave de lo normal y la capa exterior sea más resistente.

La B-330s tiene una cubierta más suave que la B-330 y un núcleo un 6% más grande que lo standard, lo que hace que esta bola tenga una sola capa en el núcleo, cuando otras marcas necesitan dos o tres capas para conseguir lo que esta bola. Otro parámetro donde ésta bola destaca es sobre todo en los efectos, ya que es capaz de evitarlos (dentro de lo posible), gracias a sus hoyuelos. La marca asegura que un 36% más de backspin desde el rough que la Pro V1, por ejemplo.

Durabilidad

La durabilidad también es un apartado que a los amateurs interesa mucho, ya que no hace ninguna gracia cuando la bola termina rajada, ya sea por el simple juego normal o por la colisión con algún que otro obstáculo. Pero la B-330s del 2016, tiene una nueva tecnología, en comparación con la bola de 2014, que la hace mucho más duradera, ya que su capa exterior es más flexible, tal y como se muestra en la siguiente imagen.

Conclusión

Para terminar y en conclusión, decir que esta bola está a la altura de la marca más vendida del mundo, en muchos aspectos y además a un precio más económico que las Titleist Pro V1. Yo como jugador profesional y bajo la experiencia que tengo con éstas bolas, recomendaría este modelo para jugadores. o con una pegada considerable para un amateur o para handicaps bajos (pero no demasiado bajos entre handicap 6 y 2). En el caso de que fueron más bajos recomendaría cualquier modelo de la Pro V1 y si fueran hándicaps más altos una bola con menos capas y más dura.

Análisis de la Pro V1X

Send this to a friend