Las reflexiones de Diego

Despertando del sueño de Valderrama

El pasado lunes me desperté de un sueño y es que el haber tenido la suerte y el privilegio de estar como periodista presenciando en directo la victoria de Sergio García en el Real Club Valderrama fue increíble. El hecho de ver ganar a tu jugador favorito desde que eres un niño, en uno de los mejores campos del mundo y donde siempre habías querido pisarlo y olerlo, les aseguró que vale su peso en oro.

Con todo, las numerosas horas que tuve que pasar en la carretera y haciendo las gestiones para llegar hasta el emplazamiento gaditano valieron la pena sobradamente. Pero bueno, no divaguemos más y vayamos a mi aventura en el último certamen de la temporada regular en el European Tour.

Tengo que reconocer que el primer pensamiento que se me vino a la cabeza cuando entramos Cristian, mi compañero de fatigas en esta aventura, y yo por el hoyo 7 de Valderrama, es el de que tengo que jugar una vez en la vida en el primer campo que acogió una Ryder Cup en Europa fuera de Reino Unido.

Valderrama, desde mi punto de vista, presenta un diseño precioso y desafiante, donde parece que estés en medio de la naturaleza, con un cuidado del campo extremo y con una gran historia detrás. Pero claro, ya me han avisado, que no es lo mismo verlo que jugarlo, al ser un campo donde se sufre como jugador por su dificultad.

Unos minutos más tardes de la entrada por el hoyo 7 atisbamos la sala de prensa, que estaba situada al lado de la cancha de prácticas, donde íbamos a depositar nuestros bártulos y pasar largas horas escribiendo e informándoos durante la semana, en el que ha sido nuestra primera cobertura de un evento del circuito europeo como medio acreditado presente en el campo.

La verdad es que ese momento en que te sientas en tu mesa reservada con el nombre de Noticiasgolf.es fue también singular. Y como dice el refranero español “de bien nacido es ser agradecido”, así que aprovecho ahora la oportunidad para dar las gracias a la organización y a los jugadores, en especial a los españoles, por el trato con el que nos agasajaron desde el principio.

Por lo que se refiere a los protagonistas de esta historia, los golfistas del Andalucia Valderrama Masters, jugaron a un gran nivel durante toda la semana y realmente te das cuenta de la categoría que tienen algunas personas practicando este deporte. Sin lugar a dudas, los dos jugadores que más me llamaron la atención en cuanto a calidad de bola fueron Sergio García, Jon Rahm y Martin Kaymer, otro participante que clamó mi atención fue Thomas Detry.

Cuando ves a este tipo de golfistas te dan ganas de coger tu bolsa de palos, ir a tu club y jugar a golf las 24 horas, un efecto que suele desvanecerse tras volver a la realidad de la vida cotidiana. Supongo que es la misma sensación que debían de sentir los centenares de personas que se agolpaban alrededor de la partida de Sergio García y Jon Rahm, auténticos protagonistas de esta semana para el gran público.

Sin embargo, esta concentración de gente en partidas puntuales, las conocidas como estelares, te permiten ver con mayor comodidad y detenimiento otros jugadores de gran calidad, pero menos “atractivos” para los espectadores, algo que nosotros aprovechamos. Unos asistentes, más de 40.000 a lo largo del certamen, que hicieron que se respirase un gran ambiente en San Roque tal y como reconocían los propios jugadores.

La guinda de la semana la puso la victoria de Sergio García, su décimo cuarta en el European Tour, y el verme dentro del área donde firman los profesionales o de la rueda de prensa al lado del español y rodeado de miles de personas me hicieron sentir un auténtico afortunado.

Así que como pueden ver fue una experiencia excepcional, donde aprendí muchísimo y que me la guardaré a buen recaudo.

Send this to a friend