Actualidad, Destacado

Jon Rahm resume su año en el PGA Tour así

Jon Rahm ha escrito para el blog de Taylormade unas palabras sobre algunas de las experiencias vividas este año como rookie del PGA Tour. Habla sobre su adolescencia en el País Vasco, lo que pensó cuando tenía solo unos pocos eventos para sacar la tarjeta el año pasado o lo que ha aprendido esta temporada.

-Jon Rahm-

El camino al PGA Tour es duro, pero cuando lo consigues, no hay nada más gratificante. Cuando tenía 13 años y vivía en España recuerdo ver a Seve jugar y desde entonces quiero ser como él. Supe que quería seguir sus pasos y llevar mi juego al siguiente nivel. Me acuerdo de innumerables días en mi club tirando bolas hasta que se hacía de noche, pegaba bolas incluso con nieve, hasta tener ampollas en las manos, sabía que si trabajaba los resultados surgirían.

“Innumerables días en mi club tirando bolas (…) incluso con nieve” Jon Rahm

Por suerte siempre he sido una persona ambiciosa, así que sabía que si iba a seguir este camino, tendría que dar el 100%. Ya fuera en los días buenos como en los días malos, tuve y todavía tengo esta fuerza de voluntad. Cuando me pasé a profesional después del US Open del año pasado, sabía que sólo tenía unos pocos torneos para obtener la tarjeta del PGA Tour para la próxima temporada. En ese momento sentí un poco de presión sobre mí. Lo más rápido que aprendí fue lo valioso que puede ser un solo golpe.

En la universidad, un golpe puede hacer que bajes un puesto en la clasificación o incluso ni eso. En cambio en el PGA TOUR, puede ser la diferencia entre un Top-10 o un Top-20. Cada tiro es crucial. Afortunadamente para mí, yo acababa de salir de un sólido resultado como como amateur en el US Open y esto se mantuvo en Congressional (quedó 3º en su primer torneo como profesional). Me sentí muy bien al saber que podía competir ante ellos y terminar en el Top-5, pero quedarme a solo un par de golpes de ganar me hizo querer más.

Cuando logré el objetivo de sacarme la tarjeta del PGA Tour tras el RBC Canadian Open, significó que mi trabajo valió la pena y fue uno de los momentos más gratificantes de mi vida. No podía esperar a que el 2017 comenzara y jugar en todos los torneos que ya había visto en televisión cuando era pequeño.

“Cuando logré el objetivo de sacar la tarjeta (…) significó que mi trabajo había valido la pena” Rahm

Farmers Insurance Open

Cuando llegué al tee del 18 (El domingo del Farmers Insurance Open), iba empatado en primera posición y sabía que si hacía birdie, en el peor de los casos, jugaría el desempate. Golpeé 2 tiros buenos para darme una opción de eagle, pero el putt era largo, cuesta abajo y con al menos tres caídas diferentes. Mi caddie y yo escogimos un punto a 15 pies de distancia del hoyo. Cuando la pelota entró, mis emociones estaban por todas partes. No podía creer que logré mi sueño y gané en el PGA TOUR. Yo era un campeón de PGA TOUR.

Lo aprendido

Opino que hay una gran curva de aprendizaje que va desde el nivel universitario hasta el PGA TOUR. Creo que la clave más importante que me ha ayudado a progresar y llegar al siguiente nivel es simple: la paciencia. Si observas a los mejores jugadores del mundo, nunca pierden los nervios. No sabes si van tres bajo par o tres sobre par, mantienen sus emociones en jaque y están enfocados en el siguiente disparo, no en el último. Todo el mundo en el PGA TOUR va a tener momentos en los que están jugando bien y otros donde están jugando mal. El camino al PGA TOUR es diferente para todos y hay altos y bajos que cada jugador pasará. Sólo tienes que creer en ti mismo y confiar en el proceso. Yo sabía que si me centraba en el trabajo y mejoraba cada día el resto se encargaría de sí mismo.

“El camino ala PGA TOUR es diferente para todos y hay altos y bajos que cada jugador pasará” Rahm

 

Send this to a friend