Opina Crabbé

Jon Rahm termina segundo y ni me sorprende

22 años de edad, 11 meses como jugador profesional, exnúmero uno del mundo amateur durante más de dos años, actual top-10 de la clasificación mundial profesional, todo esto es solo la punta del iceberg de lo que ha hecho Jon Rahm estos últimos años. Porque no es que haya llegado una vez y haya ganado, sino que todas las semanas el jugador de Barrika se presenta el domingo con clarísimas opciones de victoria, por lo que casi siempre termina entre los cinco o diez primeros, y ya rara vez termina peor que eso.

Esta temporada ha disputado 14 eventos del PGA Tour y en la mitad de ellos finalizó la semana entre los diez mejores, ha superado todos los cortes salvo uno. No se ustedes, pero ha llegado un punto de que si Rahm acaba segundo en un torneo del PGA Tour, ni me sorprende. Podríamos decir que en muy poco tiempo a los españoles nos ha mal acostumbrado a estar todas las semanas que juega atentos al televisor viendo su estelar juego y lo cerca que está siempre de ganar.

No se por qué, será por todas las semanas que está arriba y que además le veo demasiado bueno tanto de juego como mentalmente, que tal vez mi cabeza piensa que puede ganar todos los torneos juega, o eso parece. No es como hace unos meses que acababa entre los cinco primeros y me emocionaba mucho, pero ahora, con todo lo que está haciendo en los mundiales y torneos del PGA Tour, su segundo puesto en el Dean & Deluca Invitational no me pareció nada espectacular para él.

Dicho queda señores, hasta el siguiente artículo de mi blog

 

Send this to a friend