Curiosidades, Destacado, Las reflexiones de Diego

La moda de los tatuajes llega al golf

Los dibujos sobre la piel están de moda, eso es algo que se puede constatar en el día a día cuando paseamos por las calles y la cosa va in crescendo cada día. Hasta tal punto que entre los más jóvenes se está o se ha convertido en algo de lo más usual, vamos que casi se está volviendo la tónica dominante.

Sin embargo, parece que hay sectores a los que les está constando más introducirse en esta nueva moda, si se le puede llamar moda ya que hay evidencias de la existencia de tatuajes en personas nacidas hace 4000 años. Y un claro ejemplo de ello son la escasez de tatuajes entre los profesionales de golf o cuanto menos lo que se puede ver, nada que ver con lo que sucede en el fútbol, baloncesto o en la formula 1, solo hay que mirar la espalda de Fernando Alonso.

Con esto no estoy haciendo ninguna apología hacía los tatuajes, ni mucho menos, por ejemplo yo no tengo ninguno, y de hecho soy el primero en llamar la atención y decir el famoso refrán de “¿Dónde va Vicente? Donde va la gente(pero para todo tipo de situaciones), que al final refleja la tendencia del genero humano a seguir y hacer lo que hace la multitud. Esto puede llegar a hacernos reflexionar sobre si algunos sujetos podrían pretender manipular las decisiones, en principio libres, de las personas, lo cual es interesante pero no estamos aquí para hacer un tratado de filosofía, ¿verdad?.

Donde quería poner el foco de atención es que no se puede tener prejuicios a la hora de juzgar a las personas por tener grabado en su piel tinta o cualquier otro pigmento, ni para mejor ni para peor. Sin embargo, parece que en nuestro preciado deporte eso todavía no es así porque más de uno no se hace tatuajes visibles por el que dirán, me da igual que sean las compañías que esponsorizan, los aficionados, compañeros o alumnos de golf.

Si eso es así, también es cierto que no toda la culpa recae sobre éstos actores porque si tanto te gusta háztelo, pero claro, siempre estará la excusa o la realidad de que tal vez uno no puede hacer siempre lo que quiere, pero siempre te deja con un regusto amargo.

Así, el número y los ingresos de los tatuadores, al menos en España, van incrementándose constantemente, lo que hará en mi opinión, que lo que algunos califican como arte, se democratice en el sentido de que la lógica marca que los precios se vayan reduciendo, la antigua ley de la oferta y la demanda. Porque hoy en día si eres un tatuador de moda puede llegar a ser un trabajo de lo más lucrativo, lo que también hace meditar sobre la configuración del sistema universitario español y el marketing y las promesas que giran entorno hacía la obtención de una carrera universitaria.

Con todo ya van apareciendo un número de golfistas profesionales a los que ya se les puede ver por el campo con tatuajes y poco a poco da la impresión de que esto va a más, siendo el más famoso de ellos el simpático y carismático jugador estadounidense Rickie Fowler.

A continuación les muestro algunas fotos de golfistas con tatuajes.

Melissa Reid:

Bubba Watson:

Mollie Fankhauser:

Send this to a friend