Curiosidades, Noticias

Presos pasan su día de descanso jugando a golf en St. Andrews

La protagonista de un fraude fiscal de 850.000£ está disfrutando de viajes a algunos de los mejores campos del mundo tan solo meses después de ser condena a casi cuatro años de prisión, según publica golfpunk.

Para ser más precisos Donna Mackay y su exmarido Michael Howard fueron condenados por un delito fiscal, pero la mujer de 44 años ya ha podido jugar en un campo de golf menos de siete meses después de ser encarcelada al pasar su día libre en St. Andrews, legendario campo de la costa este escocesa.

La susodicha, que ahora está casada con Lesley, dispondrá pronto de más tiempo para jugar a golf ya que dispondrá de permisos más amplios hasta que en el mes de agosto del año que viene estará libre para poder bajar su hándicap.

Send this to a friend