Pregúntale a Paloma

¿Si el golf profesional copiara a la fórmula uno con los neumáticos?

Hola de nuevo.

En esta ocasión voy a hablar sobre un tema controvertido, el cual me ha generado curiosidad por la importante repercusión que puede tener la inversión de material que se utiliza a nivel amateur, pero sobre todo por la influencia de los profesionales que juegan los mejores circuitos del mundo, las marcas de bolas de golf.

¿Las bolas de golf? Todos sabemos de la complejidad del mundo de las bolas de golf, las hay para todos los gustos y niveles. Mientras que un principiante las puede llegar a elegir en función del precio, ya que un novato no logrará exprimir todos los beneficios que puede tener una bola de alta gama, un profesional juega para una determinada marca con la que firma un sustancioso contrato.

La industria del golf mueve gran cantidad de millones al año y las firmas relevantes se venden a través de los jugadores más destacados en los torneos, los cuales entran y salen de estas marcas con un fin puramente estratégico, generar más ventas. Estas grandes firmas buscan un posicionamiento privilegiado en el mercado del golf, tanto es así que se podría decir que hay una guerra entre las marcas.

Entonces diciendo todo esto nos genera una pregunta muy curiosa ¿Qué ocurriría si al igual que en la Fórmula 1, fuera obligatorio que todos los profesionales de golf tuvieran que jugar con la misma marca de bolas? y ¿Se pondría en juego el prestigio de estas grandes industrias?

Desde hace ya muchos años, la Federación Internacional del Automóvil (FIA), cada X años abre un concurso para elegir la marca de neumáticos que llevarán todas las escuderías durante ese tiempo, de esta manera se termina con la guerra de neumáticos. Esta política genera unos pros y unos contras.

El cambio más drástico que sufriría el golf con este supuesto cambio sería que el tiempo que estuviera dicha marca en juego para los profesionales, sería sin duda la más vendida, ya que sería la única que tendría visibilidad en televisión. Aunque es cierto que los circuitos profesionales tendrían una nueva e innovadora fuente de ingresos por esta vía, ya que es evidente que la marca seleccionada debería pagar al tour por la visibilidad mostrada.

Y esa fuente nueva de ingresos sería muy beneficiosa para circuitos menores, con dificultades de financiación, como el Ladies European Tour, LET Access, Mena Golf Tour, Alps Golf Tour, Gambito Tour, PGA Australasian o cualquier circuito profesional nacional.

Por otra parte, si las grandes compañías no pudieran hacerse visibles a través de los jugadores profesionales y sólo dispusieran de los amateurs, dejarían de tener tanta visibilidad y en un deporte que no podemos calificar como mayoritario estas empresas tendrían que redirigir su campo de acción hacia otros sectores deportivos.

Pero para los que amamos el golf es muy importante que nuestro deporte tenga cada vez mayor protagonismo y las grandes firmas juegan un papel de difusión muy beneficioso. En cualquier caso, el debate queda abierto.

Send this to a friend