Historia

Una historia que no conocían del Grand Slam de Bobby Jones en 1930

Todos conocemos la exitosa y legendaria carrera deportiva de Bobby Jones, golfista amateur que jugó en los Estados Unidos desde principios de los años 20 hasta principios del 30. En ese rango de diez años el nacido en Atlanta cosechó decenas de victorias entre torneos amateurs y profesionales. Lo que le ha llevado a ser proclamado como el mejor aficionado de todos los tiempos en nuestro deporte.

Aunque lo más conocido de este hombre, a parte de ser el creador del Augusta National y del The Masters, es que consiguió en el año 1930 ganar los que en aquel entonces eran los cuatro grandes, US Open, US Amateur, The Amateur Championship y The Open. Hasta aquí nada nuevo que no sabían antes, pero indagando hemos encontrado una historia, contada por otro golfista, evidentemente menos recordado de Jones a la largo de la historia.

Este hombre es Macdonald Smith, profesional escocés con más de veinte victorias en el PGA Tour y que a falta de 18 hoyos iba líder en el The Open Championship de 1930. El que logró ganar Jones y poder continuar haciendo una temporada histórica, pero según Smith, existen ciertas “ayudas” que hicieron que el estadounidense ganara aquel torneo.

Historia Britsh Open 1930

Empezamos con la historia, en aquella época el British Open todavía se jugaba a 36 hoyos el domingo y a la hora de comer, Smith se colocaba en cabeza del torneo, lo cual suponía un contratiempo para las casas de apuestas, que había ofrecido una cuota bastante alta por la victoria de Mac Smith. Pues curiosamente y según el escocés, en la ronda final su bola caía siempre en sitios complicados o en terrenos extraños. Smith se dio cuenta de lo que le estaba sucediendo, los apostadores iban corriendo por delante de él, asegurándose de que no tuviera ninguna suerte. Finalmente ganó Jones el torneo y éste terminó segundo.

Send this to a friend