PGA Tour

La historia de como un jardinero pasó a ser ganador en el PGA Tour

Algunas de las batallas más duras que tuvo en su vida Fabián Gómez fueron con otros caddies, con los que creció en su país natal, Argentina. Ganar dinero no era fácil, sobrevivió con 20 dólares por ronda de golf, como caddie en Resistencia, además cortaba el césped para ganar algo más de dinero. Cortar la hierba se pagaba mejor, pero fueron esas rondas con los otros caddies lo que le preparó para momentos como el domingo en el Sony Open del PGA Tour, cuando el latino ganó.

Aprendí a comportarme, a ser paciente y todo eso“, declaró Fabián Gómez tras su victoria en el desempate del Sony Open contra Brandt Snedeker. “Realmente aprendí jugando con otros caddies. Ellos salían a jugar por dinero. Tienes que aprender a toda costa, porque tienes que ganar”.

Y con su segunda victoria en Estados Unidos acabó llorando en el green del 18 por dos razones, la primera, el aguante que mostró al ganar y la segunda, el momento que compartió con su caddie Coco Monteros, cuyo padre murió poco antes de la navidad. Gómez no conocía bien al padre de Montero, pero eso no importaba, ya que ambos eran grandes amigos.

Es sin duda una preciosa historia de superación personal, donde un chaval con pocos recursos, alcanza el éxito deportivo, siendo su único motor la ilusión de saber que algún día alcanzaría sus objetivos profesionales. Esta historia es bien parecida a la de Jason Day, cuando el australiano de niño se vio envuelto en una serie de problemas personales.

Send this to a friend