Actualidad

Un rayo asesina a una mujer en un campo de golf

La gran mayoría de jugadores de golf alguna vez han tenido que escuchar el sonido de la bocina para avisar de que una tormenta eléctrica se avecina. Sin embargo, más de uno se queda en el campo para acabar de jugar su ronda porque piensan “no va a pasar nada”.

Pero la historia de Sarah Oldham, mujer asesinada por un rayo, demuestra que más le vale pensárselo dos veces, dejar los palos a un lado y descansar en la casa club hasta que la tormenta amaine. Y es que esta británica fue alcanzada por un rayo en un campo de golf mientras estaba de vacaciones en Turquía, muriendo a los 12 días tras sufrir un paro cardíaco.

Oldham, de 39 años, y su marido, Alex, estaban jugando en el Sueno Golf Hotel cuando el cielo se oscureció y comenzó un aguacero. Cada uno se protegió bajo un paraguas al lado de la calle y Alex tras escuchar un sonido atronador vio que Sarah estaba inconsciente.

Tan solo un dato, en Estados Unidos, alrededor del 5% de las lesiones y muertes por rayos ocurren en campos de golf.

Send this to a friend