Golfeando

Tiger Woods destroza la bola en el Farmers Insurance Open

El estadounidense ha pegado dos drivers seguidos de más de 350 yardas

Tiger Woods está dando síntomas de mejora cada día de competición que pasa, y es que al final la única manera de volver a hacerse a la competición es a base de jugar torneos. Al fin y al cabo lo reconocía el propio jugador que lo más importante para él era volver a jugar torneos. Y por el momento, como decimos, estamos de enhorabuena porque no hay rastro de problemas físicos en el golfista californiano, que a pesar de sus 42 años sigue siendo un gran pegador.

Los drivazos:

Send this to a friend