Curiosidades

Tres razones para jugar a golf con gafas de sol

Hasta hace bien poco los golfistas no le dábamos importancia a cuidar nuestra salud visual. Parecía que solo había que utilizar gafas en los días de mucha luminosidad, cuando los últimos estudios dictan que es necesario en todo momento llevar protección ocular. Muchos son los jugadores del circuito que a menudo llevan gafas de sol como Henrik Stenson, Justin Rose, Adam Scott, Zach Johnson o Louis Oosthuizen. Y estos solo son unos pocos.

Testimonio del experto

El óptico David Calderón está especializado en cuidar la visión de los deportistas y, en lo que se refiere al golf, explica las ventajas de practicarlo con gafas especiales. “Básicamente son tres, el primero, proteger el ojo de los rayos ultravioleta del sol, que a largo plazo pueden ocasionar graves daños tanto en la retina como en el cristalino (produciéndose cataratas o úlceras con el paso del tiempo); segundo, que los lentes de las gafas trabajan ante cualquier chinazo o bolazo, así que se está protegido frente a impactos. Y tercero, que en los últimos años se están desarrollando lentes que permiten mejorar muchísimo el rendimiento en la hierba. Aumenta el contraste entre la bola y la calle y también, a la hora de patear, se mejoran muchísimo la lectura de las caídas y los contrastes. Incluso ahora ha sacado un lente que permite ver en alta definición.”

La última tecnología nos permite que se pueda poner la graduación que cada jugador necesite, incluso con lentes progresivos. Y se recomienda la apuesta por estos diseños deportivos. “igual que uno no juega al golf con zapatos de ir a la oficina, no hay que hacerlo con las gafas de todos los días. Estas se empeñarán, se moverán durante el swing, no protegerán en caso de impacto… No son gafas que estén diseñadas para jugar al golf, aunque mucha gente las usa o bien porque no sabe que existen gafas especiales o porque no quiere gastar dinero”, apunta Calderón.

Send this to a friend